El baile de la victoria

   Para ver online la película "El baile de la victoria", puede hacer clic en "Alquilar" o en "Comprar" o estar suscrito a Nubeox Premium

El baile de la victoria

Últimos días: ¡Aprovéchalo!

El baile de la victoria

sinopsis de la película

"El baile de la victoria"

Con la democracia, el presidente de Chile decreta una amnistía general para todos los presos sin delitos de sangre. Entre ellos salen Ángel Santiago, un joven soñador y valiente decidido a vengarse de los abusos sufridos en la cárcel, y el veterano Vergara Grey, un famoso ladrón. Sus planes no pueden ser más opuestos: mientras Vergara Grey sólo quiere recuperar a su familia y cambiar de vida, Ángel sueña con vengarse del alcaide de la prisión y dar un gran golpe. Pero en su camino se cruza la joven Victoria, una misteriosa bailarina adolescente. Las vidas de los tres sufren un cambio total que les llevará a enfrentarse con un nuevo destino.

título original:

El baile de la victoria

duración:

122 min

director:

temas:

Puntuación Nubeox

sobre 2 voto de usuario

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 8

sobre 2 votos de usuarios

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Puntúa esta película

  • SD online
  • +12
  • V.E. disponible

Si desea poner una incidencia técnica pulse AQUÍ

 

comentar

Mirito Torreiro

¿Qué pretende ser esta El Baile de la Victoria, regreso de Fernando Trueba a la dirección de películas de ficción después del batacazo que supuso El Embrujo de Shanghai? Peligroso cruce entre film de atracos, drama en clave política y hasta algunas gotas de western con elementos de un cine simbólico (¡ese caballo que corre por las calles de Santiago de Chile! ¡ese cóndor que se posa majestuoso sobre una roca!) considerablemente trasnochado, por no decir embarazoso, el film oscila siempre entre diversos territorios, sin terminar de aposentarse nunca en ninguno, lo que le confiere un aire deslabazado y desigual. Tampoco ayuda un elenco de desiguales prestaciones, entre la sobriedad del gran Julio Jung a la desbocada campechanería de Abel Ayala. Tal vez la responsabilidad no sea tanto de Trueba como del temible Antonio Skármeta (recuerden la plasta que ya era El cartero ¿y Pablo Neruda¿) y su más que discutible concepción de lo poético; pero sea por uno o por otro, lo cierto es que el film naufraga siempre, perdida la brújula en medio de un trascendentalismo embarazoso.

Ver ficha de la película en