Resacón 3 (R3sacón)

  • Añadir a favoritos
  • Ya es favorito
  • Añadir a PlayList
  •  
  •  
  •  
  • Compártelo
Últimos días ¡Aprovéchalo!
Resacón 3 (R3sacón)
Resacón 3 (R3sacón)

sinopsis de la película

"Resacón 3 (R3sacón)"

La pandilla de Bradley Cooper vuelve a protagonizar la saga de "Resacón". Tras el trauma de la muerte de su padre, Alan es llevado por sus amigos a un centro especializado, pero en el camino se topan con más de una sorpresa. Esta vez no hay boda. No hay fiesta de graduación. ¿Qué puede ir mal? Pues que cuando estos chicos salen a la carretera, la suerte está echada...

Puntuación

sobre 4 voto de usuario

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

sobre 4 votos de usuarios

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Puntúa esta película

  • HD
  • +16
  • V.E.
  • V.O.
  • SUB

Jordi Batlle Caminal

Un gag bestia, que se ve venir de lejos (la accidental decapitación de la jirafa en la autopista), ejerce de pórtico metafórico: ésta va a ser una comedia cuellicorta. Con todos sus defectos a cuestas, que no eran pocos (de guión y dirección, de exceso y saturación, de desarrollo, etc.), las dos primeras entregas de esta franquicia para muchos parroquianos ya de culto tenían una buena docena de gags descacharrantes y situaciones jocosas; vamos, que por lo menos se tenía la sensación de que uno o varios cerebros habían hecho gimnasia. En ¿R3sacón¿, únicamente un gag medianamente currado (el infarto mortal de Jeffrey Tambor al fondo de la imagen, un plano muy Blake Edwards) y una buena idea de guión (la segunda aparición de John Goodman, con la revelación del verdadero motivo del robo) merecen reseña en un conjunto presidido por la inanidad. Sorprende ver tan apagados los personajes de Bradley Cooper y Ed Helms, casi convidados de piedra ante la supuesta comicidad de los reyes de la función: el chinito Ken Jeong, de carisma dudoso, y el sistemáticamente infantilizado Zach Galifianakis, de quien Todd Phillips no logra sacarle ni una milésima molécula de la gracia que sí supo extraer de él en la más presentable ¿Salidos de cuentas¿. Ni siquiera la hipérbole funciona en esta tercera visita de los merluzos resacosos: la sal gruesa de Phillips y compañía tiene por primera vez sabor dulce, y esto es fatal en premisas de esta índole.

Ver ficha de la película en